Inhalt

RESULTADOS REPRODUCCIÓN CARRACA 2014
Escrito por Julia Gimenez Gomez   
Monday, 21 de July de 2014

 RESULTADOS REPRODUCCIÓN CARRACA 2014 

 

REVISIÓN DE CAJAS NIDO PARA COMPROBAR LA NIDIFICACIÓN

RESULTADOS DE LA REPRODUCCIÓN DE CARRACA EUROPEA EN CAJAS NIDO AÑO 2014.

 

 

Este año se han colocado 32 cajas nido nuevas con lo que unidas a las 6 que se instalaron el año pasado hacen un total de 38 cajas nido. La mayoría de ellas han sido ubicadas en encinas, dos en almendros, una en un chopo y otra en un olmo. Las del año pasado están colocadas, dos en postes de teléfonos en una zona abierta de cultivo, una en encina y tres en muros de casas de campo.

 

Las cajas nido colocadas en encinas, aunque también se trata de zonas abiertas con cultivos, éstas se encuentran bastante escondidas entre las ramas  y consideramos que son poco visibles para las carracas.

Las cajas nido que mejor han aceptado las carracas han sido las de los postes de teléfono, situadas en un erial, rodeada de cultivos, en  un espacio abierto. Una de estas cajas ya fue ocupada el año pasado (4 pollos) y este año han criado en las dos sacando 4 pollos en cada una.

 

Las carracas han ocupado 4 de estas cajas, sacando adelante 14 pollos, en tres de ellas había 4 pollos y 2 pollos en la otra.

 

Ocupación por otras especies.

Hay otras especies que también se aprovechan de estos nidales, entre ellas están los lirones caretos, estorninos, autillos y paseriformes. Así en una de las cajas anidó un autillo que en principio tenía dos pollos pero solo salió adelante uno.

Otra de las cajas fue ocupada por un paseriforme (sin identificar la especie), en la que había 3 huevos y que fue abandonada la puesta.

También una pareja de estorninos sacó 2 pollos en otra de las cajas.

COLABORAN:

 

Consejería de Agricultura

Servicios Periféricos en Albacete

-   Servicio de Montes y Espacios Naturales                  

-   Agentes Medioambientales de Albacete

 

Sociedad Albacetense de Ornitología

 

dsc_0497.jpgdsc_0482.jpg
dsc_04341.jpgdsc_0486.jpg
 
DESARTRE ECOLÓGICO EN EL RÍO MONTEMAYOR A SU PASO POR SAN PEDRO (Albacete)
Escrito por Julia Gimenez Gomez   
Wednesday, 14 de May de 2014

DESARTRE ECOLÓGICO EN EL RÍO MONTEMAYOR A SU PASO POR SAN PEDRO (Albacete)

Rigoberto López, vecino de San Pedro nos ha hecho llegar estas fotografías para que intentemos ayudarle en la denuncia de las actuaciones que está llevando a cabo la Confederación Hidrográfica del Júcar en los ríos de la provincia.
De nuevo la Confederación Hidrográfica del Júcar, actúa con total impunidad, destruyendo parajes naturales, arrasando con la vegetación natural, vegetación de ribera, y por consiguiente con toda la fauna, tanto aves, mamíferos, reptiles, anfibios e insectos.
La vegetación de ribera cumple un papel primordial dentro del ecosistema fluvial y para la biodiversidad del mismo.
La vegetación de ribera favorece el refugio de gran variedad de especies de aves como los ruiseñores, mirlos, mosquiteros, pinzones; reptiles como la culebra de agua, de anfibios como el sapo común y diferentes especies de ranas; insectos como las libélulas, caballitos del diablo, mariposas, etc.
La vegetación de ribera además, asegura la estabilidad de las orillas frente a las avenidas de agua, supone una fuente de alimento para la fauna, actúa como filtro ante los vertidos de productos químicos, y posee un gran valor paisajístico.
Desde la Sociedad Albacetense de Ornitología, denunciamos estas actuaciones arbitrarias de la Confederación, confiando en que se tomen las medidas necesarias para que estos desagradables hechos no queden impunes y se restaure la zona afectada.
Montemayor Montemayor Montemayor Montemayor
 
NOTA DE PRENSA, SOBREPOBLACION DE CONEJO – CONTROL DE DEPREDADORES
Escrito por Julia Gimenez Gomez   
Monday, 05 de May de 2014

NOTA DE PRENSA, SOBREPOBLACION DE CONEJO – CONTROL DE DEPREDADORES – CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD.

 

En los últimos meses han crecido las protestas de los agricultores por los daños ocasionados por los conejos en sus campos de cultivo. Daños que en determinados zonas concretas son graves produciendo importantes pérdidas económicas, y es por ello que comprendemos el lógico malestar de los agricultores. Incluso esta sobre-población puntualmente afectando áreas forestales perjudicando la regeneración natural.

La Consejería de Agricultura como medida principal, casi única,  está concediendo permisos para cazar conejo con escopeta en determinadas zonas de la provincia, con las posibles consecuencias que puede implicar al resto de especies silvestres. Recordemos que la mayoría de las especies tanto de mamíferos como aves, se encuentran en plena época reproductiva, especialmente las dos especies de aves rapaces que tenemos en nuestra provincia que se encuentran en peligro de extinción como son el águila Bonelli y el águila imperial ibérica, cuya base alimenticia es el conejo, así como las aves esteparias, las cuales pueden abandonar las puestas o los pollos debido a las molestias ocasionadas por el uso de armas de fuego.

 

Desde nuestras asociaciones venimos reclamando que se lleven a cabo ciertas medidas para evitar la concesión de estos permisos con escopeta, y que se restablezca el equilibrio ecológico que debe primar en el medio natural.

Estas medidas pasan fundamentalmente por restringir el control de depredadores y mejorar el hábitat de las especies presa.

Tanto cazadores como la Consejería de Agricultura se niegan a revocar las autorizaciones  de control de depredadores con el argumento de que al no tratarse de predadores específicos del conejo, su falta de control provocaría un desequilibrio en el medio natural, pudiendo verse afectadas poblaciones de otras especies cinegéticas y amenazadas.

Varios estudios desmontan este argumento y otras prácticas cinegéticas vienen a perjudicar en mayor medida las poblaciones de especies cazables como es el caso de la perdiz roja.
En el II Congreso Internacional sobre el conejo de monte, realizado en Toledo en noviembre de 2011, Miguel Delibes-Mateos, biólogo e investigador en el Instituto de Recursos Cinegéticos, pone de manifiesto que la persecución sin base científica puede provocar la extinción de muchas de las poblaciones, con graves consecuencias en todo el ecosistema. Hace un llamamiento a la conservación de esta especie emblemática y para ellos propone un modelo conceptual de gestión de sus poblaciones. Se debería evitar el control de los conejos y preservar su hábitat en zonas donde alcancen altas densidades y sus efectos en la biodiversidad sean aún de crucial importancia. En zonas de alto interés para la conservación donde el conejo escasee, deberán favorecerse medidas de gestión encaminadas a incrementar su densidad. Y en áreas de alto valor comercial, donde el conejo alcance grandes densidades y pueda potencialmente ser importante desde el punto de vista de la conservación, los gestores deberían considerar el cambio de prioridad a zona de alto valor ecológico mediante acuerdos con los propietarios.

Los conejos dañan los cultivos en áreas de agricultura intensiva porque este tipo de actividad ha eliminado la vegetación natural y la especie se ve forzada a comer estos cultivos que es lo único que le queda.

El conejo de monte es imprescindible para la conservación de los ecosistemas, siendo un alimento clave para depredadores que están amenazados como el águila imperial ibérica, el águila perdicera o el lince ibérico.
 
EL CONTROL DE DEPREDADORES Y SU SUPUESTO DAÑO A OTRAS ESPECIES CINEGÉTICAS COMO LA PERDIZ ROJA.

 

En un ecosistema en equilibrio la depredación es un proceso natural con efectos positivos sobre las poblaciones presa, ya que permite la eliminación de individuos enfermos, peor dotados, etc.
Para restablecer el equilibrio ecológico hay que actuar sobre varios factores como la mejora del hábitat, favoreciendo el establecimiento de zonas de alimentación y refugio, que redunda positivamente en la reproducción de especies presa a la vez que reduce la depredación, disminuir la incidencia de prácticas agrícolas intensivas, donde el alimento para las especies presa es menor debido al uso de herbicidas, etc. Evitar las prácticas humanas y cinegéticas intensivas, esto último aumenta la oferta alimenticia para los depredadores.
El control de depredadores, si no se tienen en cuenta estos factores no resulta efectivo, ya que estos animales tienen mecanismos demográficos que les permiten ocupar territorios vacíos en un corto espacio de tiempo.

Un estudio realizado por el CSIC1, sobre la relación entre las medidas de gestión cinegética y la abundancia y productividad de la perdiz roja, demuestra que las perdices criadas en granjas para aumentar el rendimiento cinegético de perdiz roja no favorece las poblaciones, sino que consigue justamente el efecto contrario. Según  este estudio la suelta de perdices de granja puede favorecer la diseminación de enfermedades y parásitos y alterar el acervo genético de las poblaciones de perdiz roja. Este estudio no detecta ningún efecto claro entre el nivel de caza de zorros y urracas y la abundancia estival de perdiz silvestre.

Este estudio concluye que la mejor estrategia para fortalecer las poblaciones silvestres debe concentrarse en aumentar la disponibilidad de comida y agua y preferentemente mediante la mejora de la propia calidad del hábitat y la regulación de la presión de la caza con respecto a la abundancia.
 
La Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos2, considera que la retirada de depredadores del medio debería constituir el último recurso como herramienta para mejorar las poblaciones de otras especies. Se deberían llevar a cabo otras medidas destinadas a la reducción de la presión de la predación con la mejora del hábitat de las especies presa o el aislamiento de basureros entre otras.

Otro estudio realizado en el centro y sur de España, concluye que las perdices con mayor probabilidad de supervivencia habitan en áreas con vegetación diversa y elevado índice de bordes de hábitat (Buenestado et al., 2009).

La Asociación Española de Ecología Terrestre en un artículo publicado en la Revista ECOSISTEMAS3,  revista científica de ecología y medio ambiente, titulado La Perdiz Roja en España: especie cinegética y amenazada, concluye que muchas prácticas se aplican sin conocer las consecuencias que tienen para sus poblaciones. Los estudios realizados indican que el modelo de gestión más adecuado para aumentar la abundancia de esta especie manteniendo la integridad biológica de sus poblaciones al tiempo que se cazan, incluye un ajuste apropiado de la presión cinegética a la abundancia anual de perdices, el manejo del hábitat promoviendo la vegetación natural en la matriz agrícola y la presencia de lindes, y el aporte suplementario de agua y comida. La información sobre la eficacia del control legal de depredadores generalistas para incrementar la abundancia de perdiz no es concluyente. Las sueltas de perdices de granja ponen en riesgo la integridad genética de la especie y afecta negativamente a la productividad de las poblaciones silvestres de perdices.

 

 
Hay que recordar que llevamos varios años en que pese a que se han dado autorizaciones extraordinarias para cazar, ya sea con redes y hurón, o con escopeta. Estas autorizaciones no han tenido un efecto positivo en el control de la población, el resultado lo estamos viendo, y se debe en consecuencia cambiar de estrategia  Por tanto la denominada plaga de conejo, que no es tal, sino alta densidad de la especie en determinados lugares que en principio se regularían manteniendo el equilibrio ecológico y no alterando  la cadena trófica. Allí donde estas densidades sean efectivamente muy elevadas se debe complementar con medidas tales como las que se expusieron en el II Congreso Internacional sobre el Conejo de Monte, por Juan José Muñoz Rodriguez4:
 
·        Ofrecer alimentación alternativa a los cultivos. Para que la alimentación alternativa resulte eficaz debe estar disponible y muy accesible a los conejos durante el periodo de daños Esta alimentación debe resultar nutritiva y atractiva (forraje verde fresco, cebada, pienso de conejo, etc.). Creación de micropraderas permanentes forrajeras, cultivos específicos para la caza, bordes de cultivo a modo de barrera, y comederos artificiales.
·        Fomento de enemigos naturales, corrección de desequilibrios en la pirámide trófica.
·        Mejoras de hábitat para las rapaces y la utilización de mustélidos de madriguera.
·        Adecuación del Plan de caza. Descripción de métodos cinegéticos más eficaces (caza a la contra, uso del hurón). Control de la poblaciones de conejo durante la época de caza, manteniendo una densidad adecuada, según el plan técnico del coto de caza( que se deben hacer con rigor científico) para que en época de veda no suponga problemas para los agricultores
·        Protección de cultivos. Confinamiento temporal de micro-poblaciones. Colocación de barreras y protectores efectivos.
·        En cunetas y terraplenes de vías de comunicación capturar los conejos y  colocar mallas para impedir que puedan hacer madrigueras.

  

Los depredadores naturales ayudarían al mantenimiento de las poblaciones, sin afectar a otras especies cinegéticas por la que están tan preocupados el colectivo de cazadores. Por tanto no tiene cabida, las autorizaciones de control de depredadores, ni la caza y persecución de especies cinegéticas como el zorro, en las zonas donde existen daños de conejo, y así sería más coherente establecer una moratoria de su caza en los cotos donde se hallan constatado los daños y dado autorizaciones extraordinarias de caza.
 
Tanto la administración como los cazadores deberían replantearse otra forma de gestionar la caza. Se deben mejorar los hábitats para las especies presa, cultivos tradicionales, creación de linderos y mantenimiento de los que hay, sellado de vertederos incontrolados, realizar las cacerías en función de la abundancia de las especies, eliminar las cacerías intensivas.
 
(1)             Nota de prensa. Silvia Díaz – Fernandez, Beatriz Arroyo, Fabián Casas, Mónica Martínez – Haro & Javier Viñúela. Effect of game Management on wild red-legged partridge abundance. PLOS ONE DOI:10.1371/Journal.pone.0066671
(2)             (Sociedad Española para el estudio y conservación de los mamíferos, 2009)
 
(3)             Ecosistemas . Revista científica de Ecología y Medio Ambiente. Asociación Española de Ecología Terrestre. J. Viñuela. F. Casas. S. Díaz Fernandez. M. Delibes-Mateos. F. Mongeot. B. Arroyo. Del Instituto de Investigaciones y Recursos ÇCinegéticos (IREC) (CSIC – UCLM –JCCM) – Estación Experimental Zonas Áridas (EEZA – CSIC)
(4)             II  Congreso Internacional sobre el conejo de monte. Actuaciones para el control de daños agrícolas de conejo. Algunas prácticas no agresivas. Juan José Muñoz Rodríguez ………
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Final >>

Resultados 1 - 5 de 131